por qué nos preocupamos

Como saben, la economía de Mallorca depende en gran medida, por no decir exclusivamente, del turismo, y la pandemia del Covid-19 ha tenido un efecto devastador en él. En la primera mitad del año pasado, los hoteles de Mallorca tuvieron un 92% menos de huéspedes que el año anterior.

La temporada turística del verano pasado duró todo el tiempo menos un mes. Desde entonces, muchas tiendas y negocios han tenido que cerrar definitivamente.

Hay un espíritu de tristeza e incertidumbre entre la gente.

Sí, la pandemia está afectando a personas de todo el mundo, pero la situación única de Mallorca es esta dependencia de la gente que viene a visitar nuestra isla. Sin turistas, no hay trabajo.

Ahora mismo hay más de 320 familias en Pollensa y Puerto Pollensa que dependen de los bancos de alimentos locales, y esa cifra va en aumento.

 

 

 


“Das Dorf deine Stimmung, deine Energie, die Schönheit. Menschen wurden zu Freunden, Momente, Begegnungen, Erinnerungen trage ich immer im Herzen.
Danke!!!”

– Karin v. P., DE

.